Patossa en el blog especializado *DISSENY*, de Jordi Ribas

Jordi Ribas ha escrito este generoso artículo sobre mi trabajo en su blog DISSENY, admiracions i interrogacions sobre disseny i art, a propósito de mi participación en Puro Collage, exposición colectiva dentro del II Festival de Collage de Barcelona organizada por la Societat Barcelonina del Collage durante el mes de mayo en Las Cosas de Martínez.

Siempre es curioso conocerte a través de los ojos de los demás, descubrir los recorridos de tus discursos cuando los liberas hacia el exterior, o sea, cuando alguien que no eres tú (ni tu madre, que normalmente lo ve todo monísimo), echa tres ojos en tus piezas y te suelta lo que ve, lo que le trae, cuando te cuentan los lugares a los que le lleva. Y es curioso porque de algún modo hay siempre un viaje de vuelta. Ese espectador que recibe información de ti también emite la suya sobre sí mismo.

En este caso, Jordi Ribas hace un análisis muy generoso y exhaustivo sobre dos de mis series: Peces voladores y Ejercicios Radicales. Habla sobre mi manera de entender el arte y la creatividad, sobre mi condición de pez volador, sobre mi crítica social y política del mundo que habitamos y que creamos cada día, el mundo que nos crean y que nos creemos, tal vez, condicionados por nuestra pequeñez e ignorancia ante los hilos que nos mueven.

Además de los contextos más o menos oníricos, volátiles o críticos con la actualidad, en el texto de Ribas también encontramos un minucioso análisis sobre mi trabajo con referencias de artistas como Hockney, Hughes, Dickens o Bacon. Reconozco que he alucinado al leerlo. En ningún caso me hubiera imaginado que un lector de imágenes llegara a lugares tan insospechados para mí desde mis propuestas visuales. Y lo celebro. Claro. Y no por una cuestión de ego (que también ha recibido su dosis de azúcar), sino por la amplitud que suponen ciertos viajes. Al final son los ojos de los demás los que toman las riendas de lo que ofreces, los que se proponen a sí mismos los recorridos. Nuestros ojos pueden ser libres y este es un hecho de lo más reconfortante.

Gracias, Jordi, por tu diario de viajes visuales, por compartir tu visión de tus percepciones, por enseñarnos a mirar más amplio.

>> LINK: http://blogscat.com/jordiribas/les-coses-del-collage/ <<

Patossa en #Autodefinides, de Afán de Plan

Afán de Plan es una agenda/blog del panorama cultural valenciano, con un tono fresco, divertido, inteligente y nada manido (gracias) que me ha incluido en una de sus secciones, #Autodefinides, cuyo el propósito es visibilizar trabajo y nombres de mujeres vinculadas con la cultura valenciana. La propuesta tiene su punto: desde que se inicia, la artista precedente hace tres preguntas a la siguiente, a modo de cadena, de manera que la entrevista nunca la realiza la misma persona. Además, cuenta con un pequeño relato, escrito por la mujer en cuestión, a modo biográfico y nada academicista (según solicitan explícitamente) sobre su trayectoria artística.

A mí siempre me cuesta mucho contarme, creo que porque estoy demasiado cerca, además de que conmigo muchas veces no me comunico a través de palabras, aun así este tipo de retos me parecen de lo más estimulante, me hacen reflexionarme y traducirme en forma de texto, que no es mi manera habitual de pensar.

Os dejo aquí la entrada. Hablo básicamente del juego incesante, de la mirada amplia y del tesoro pequeño. Hablo de la belleza que nos rodea. Y después respondo a tres preguntas difíciles que me propuso María Cárdenas, una crack que ahora está nominada a un Premio Max a mejor autoría revelación por su texto teatral “Síndrhomo”. Un lujo.

>> LINK: http://afandeplan.com/patossa-autodefinides/ <<

La entrada, en castellano

PATOSSA: EL ARTE DE LOS PEQUEÑOS TESOROS

Mi pseudónimo es Patossa. En mi pueblo -Foios- soy la hija pequeña de Barrachina, el pintor. Nos mudamos allí cuando yo tenía 11 años. Recuerdo aquel traslado como algo traumático del todo, y, a pesar de que sólo tres estaciones de metro (el trenet, entonces) me separaban de mi adorado grupo de la escuela de Massamagrell, ya me convertí en una desarraigada. Fue entonces cuando me hice mayor, me bajó la regla y todo se complicó sobremanera. Yo no quería, pero sucedió.
Me llamo Patossa porque creo que el error forma parte intrínseca de mi proceso re-creativo. Lo que más me gusta es mirar e imaginar a partir de las cosas que veo.