Imagen de portada y diseño de cubiertas de Ciberfeminismo. De VNS Matrix a Laboria Cuboniks, para Ediciones Holobionte.

Portada Ciberfeminismo
Contraportada Ciberfeminismo
Mockup Ciberfeminismo

Descripción: El ciberfeminismo convocó en su día a una prodigiosa cantera de autoras en el campo del ciberarte, la teoría feminista de la tercera ola y los medios tecnológicos. Lejos de ser una vía de análisis agotada, se multiplica y prolifera en los albores del siglo XXI, transformándose o recogiendo el testigo del ciberfeminismo original. Desde los manifiestos subversivos de VNS Matrix y Old Boys Network hasta el xenofeminismo de Laboria Cuboniks, el activismo bio-tech de subRosa, el feminismo posthumano de Sadie Plant y Rosi Braidotti, el tecnofeminismo de Judy Wajcman, Sandy StoneCornelia Sollfrank, las nuevas voces como Amy Ireland y Helen Hester, o los discursos poscoloniales de Radhika Gajjala y Annapurna Mamidipudi, esta antología coeditada por Remedios Zafra y Teresa López-Pellisa reúne a más de 20 creadoras, pensadoras, colectivos de vanguardia y figuras clave del ciberfeminismo, en una edición sin precedentes en nuestro idioma.

Desde Holobionte Ediciones me encargan imagen y diseño de cubiertas para esta ambiciosa compilación de textos de diferentes autoras adscritas al ciberfeminismo.

La concepción de la imagen surgió en la primera reunión, a pesar de las clásicas recomendaciones, nos quedamos con la primera idea: entendimos que ilustraba perfectamente las connotaciones comunes de las autoras y colectivos que participan en el libro: una vagina pixelada con un mouse saliendo por el orificio, con el cable a modo de cordón umbilical.

Como es habitual, trabajé con elementos reales: la parte fácil fue localizar un ratón vintage. La más complicada era conseguir una vagina pixelada verosímil, pero con tridimensionalidad real. Después de varias pruebas con distintos materiales, opté por utilizar varillas de madera de balsa. Las pinté de diferentes colores y comencé a realizar el puzzle. Posteriormente, sesión de fotos, el imprescindible trabajo de fotomontaje.

En cuanto al diseño, desde la editorial especificaron que debía haber una diferenciación, dado que el libro no pertenece a ninguna de las colecciones. Optamos por mantener el título en diagonal, pero retirando las pastillas de color en las que se ubicaban en los títulos anteriores. De este modo, también conseguíamos armonizar con el aire ochentero de las líneas de «neón» que transcurren por toda la cubierta.