Marina me encargó que rediseñara su nuevo logotipo para Marina Vivó Psicòloga porque el anterior ya no representaba visualmente los valores y los nuevos caminos que su evolución como profesional de la psicología habían tomado.

Tomamos como elementos de juego sus iniciales. Marina es una persona sonriente y divertida, aborda sus sesiones de psicoterapia desde un punto de vista saludable, sin felicismos o pantomimas positivistas, y con profundidad para con sus clientes. Es por ello que da mucha importancia a la comunicación y la escucha, procurando un espacio abierto y relajado para que quien lo requiera obtenga de sí mismo los cambios necesarios para abordar su caso particular.

Su nombre nos remite a mundos marinos, así que elegimos un azul aturquesado como color de marca, fresco y, a la vez, poco estridente.