Espectáculo que porpone dos mundos, dos personajes, que no se tocan pero que, de algún modo conforman uno. Escrito y dirigido por Roberto García para L’Horta Teatre.