Adaptación del clásico shakespereano El Rey Lear, a cargo de Rafa Sánchez, para Teatro Frágil, compañía conformada por personas especiales, (dis)capacitadas, auténticas bestias escénicas, retratadas en la base del cartel.