Porque no te acobardaste en el día del predictor: feliz día, madre.