Cupido se dedica a disparar a todo cristo andante con sus flechitas insolentes, sí. La cuestión es, ¿quién dispara a Cupido?