Una bobina de hilo, con el cuerpo de madera; unas cuerdas de una caja de vino; dos llaves antiguas, con sus achaques; un filtro para un sumidero, y una pequeña pieza de barro blanco. El personaje de Sawyer, en este espectáculo es una niña, por lo que la figura tenía que carecer de cualquier signo de género.